El liderazgo de Jesús Molina y el arrepentimiento de Alexis Vega y Uriel Antuna lograron convencer a la directiva y al cuerpo técnico de poder volver a ser tomados en cuenta y reintegrarse de manera anticipada a los trabajos con el resto de los compañeros.

Una fuente confirmó que se realizó una breve reunión entre Víctor Manuel Vucetich y Ricardo Peláez para analizar la petición que realizó el capitán del equipo, Jesús Molina, de reintegrar a sus compañeros.

IMAGO7
Ambos acordaron que puedan volver a las prácticas y sobre todo poder ser tomados en cuenta para el partido del próximo fin de semana ante Pachuca, aunque los minutos que puedan ver dependerá del trabajo que realicen durante la semana.

Incluso, este martes ambos elementos trabajaron por separado y al final del entrenamiento se unieron al resto de sus compañeros.

La intervención del capitán del Guadalajara fue crucial para que se pudieran reintegrar ambos futbolistas, que fueron severamente multados por organizar una fiesta el viernes pasado para celebrar el cumpleaños 23 de Antuna.