Luis Fernando Tena, entrenador de Chivas, reapareció después de dos semanas de ausencia por el aislamiento causado por el Covid-19. El Flaco aseguró haber superado la enfermedad y espera reintegrarse este jueves a las prácticas.

El timonel del Rebaño admitió que presentó síntomas durante su enfermedad, aunque confirmó que no fueron de gravedad.

“Gracias a Dios, bien. El virus me trató bien, perdí el gusto y el olfato, pero la temperatura y oxigenación bien. Hay que cuidarse. Es un virus muy bravo”, explicó en Chivas TV.

El estratega reveló que ya se realizó una nueva ronda de pruebas en donde sus resultados resultaron negativos, por lo que espera que en una nueva prueba vuelva a mantener dicho resultado para que la Liga MX le permita reintegrarse a los trabajos.

“La prueba ya me la hicieron, hoy en la noche me dan resultado”, explicó.

Tena admitió que fue complicado el vivir el partido de la Jornada 1 desde casa, y aunque se mantuvo en comunicación con Chava Reyes durante la semana, reveló que le otorgó la libertad de dirigir como mejor le pareciera.

“Fue muy difícil, fueron 15 días encerrado. Me daban platos y vasos desechables. El partido fue duro, entran los nervios de estar frente a la televisión. Había hablado con Chava Reyes sobre lo que podíamos hacer. En cancha decides tú.

“A la hora del partido no le mandé mensaje ni nada. Me concentré en el partido y me entraron unos nervios fuertes, sabíamos que León era el mejor equipo que ha venido jugando en los últimos meses”, finalizó.