Durante la primavera de 2011 floreció una nueva esperanza para el automovilismo mexicano. Sergio Pérez debutó el 27 de marzo de ese año con Sauber y se convirtió en el primer piloto azteca en 30 años dentro de la Fórmula 1. Luego de que el coronavirus postergara el inicio de la temporada 2020, el tapatío por fin podrá correr por décimo año consecutivo en la máxima categoría con la madurez como su mejor aliada al volante.

Checo Pérez se convirtió en el quinto volante mexicano en la historia del Gran Circo tras Ricardo y Pedro Rodríguez, Moisés Solana y Héctor Rebaque. Después del piloto de Racing Point, Esteban Gutiérrez tuvo un fugaz paso por las pistas de la F1, pero no logró seguir la estela de Pérez Mendoza, quien supo mantenerse dentro del serial y dejar huella a través del tiempo.

MEXSPORT
Las buenas sensaciones que dejó Checo en los tests antes de que la pandemia obligara a cancelar el Gran Premio de Australia, regalan un haz de luz de cara a su décimo año en la F1, que está por comenzar este fin de semana en el Red Bull Ring de Austria, sede elegida para comenzar este Sui géneris año en plena pandemia.

Pérez tuvo su mejor año en 2016 cuando sumó 101 puntos, mientras que su más cuantiosa cosecha de podios la tuvo en 2012, cuando acumuló dos segundos lugares en Malasia e Italia, además de un tercer puesto en Canadá de los ocho que tiene en su carrera. El de Guadalajara, Jalisco, finalizó décimo la temporada pasada, su peor posición desde 2014, pero fue un auténtico logro personal, toda vez que el crecimiento del resto de las escuderías y la transición de Force India a Racing Point representaron duras adversidades en su camino.

Su resiliencia ha sido clave para permanecer en una categoría en la que ha nadado entre tiburones y ha salido a flote. Pero con 30 años y lejos de poder dar un paso hacia la élite del serial, podría tratarse de una de sus últimas temporadas, luego de que firmó su último contrato por tres temporadas más con Racing Point.

Aunque en aquella carrera del 27 de marzo de 2011 en Melbourne fue descalificado porque los alerones traseros de su monoplaza no cumplían con los estándares requeridos, Pérez no claudicó y ha sabido soportar todo tipo de embates para ser junto a Lewis Hamilton, Sebastian Vettel y Daniel Ricciardo, los únicos conductores sobrevivientes desde entonces, cuando Checo debutó y le recordó a México una vieja pasión por el deporte motor que desempolvó para volver a presumir al igual que cuando los hermanos Rodríguez hicieron ondear banderas tricolor con orgullo en la máxima categoría.

LA CARRERA DE SERGIO PÉREZ EN LA F1

2011

Sergio Pérez debutó el 27 de marzo de 2011 en Australia pero fue descalificado, lo que ha auguraba una temporada difícil para el primer mexicano en F1 en tres décadas. Checo finalizó en la posición 16 al final de la temporada con solo 14 puntos cosechados.

2012

El tapatío llegó con sed de revancha a su segunda temporada en la máxima categoría, y vaya que lo logró. Apenas en la segunda carrera del año, en Malasia, sumó su primer podio a finalizar segundo, después en Canadá fue tercero y en Monza segundo en su mejor temporada en cuanto a subidas al podio se refiere.

2013

Su buen año en Sauber lo llevó a dar el que parecía ser el paso más importante de su vida al fichar por McLaren. Sin embargo, el sueño se convirtió en pesadilla y firmó una temporada para el olvido por lo que fue removido del equipo británico tan pronto terminó el año.

2014

Después del mal trago que tuvo en McLaren, firmó con Force India, donde apenas en su tercera carrera logró otro podio al quedar tercero en Baréin. Al finalizar la campaña volvió a ser Top 10 en la clasificación general.

2015

En el año que enmarcó el regreso del Gran Premio de México al calendario de la F1, Pérez destacó al culminar tercero en Rusia, en el que fue su quinto podio como piloto de la máxima categoría. Aunque finalmente, no pudo tener una destacada carrera en el Autódromo Hermanos Rodríguez al terminar octavo.

2016

Checo alcanzó el punto más alto de su carrera al acumular 101 puntos, su máxima cosecha en las nueve temporadas que ha estado en la categoría reina. Con dos terceros lugares y 16 Top 10, Pérez tuvo un año para enmarcar a excepción de su carrera en México, donde terminó décimo.

2017

A pesar de tener 17 Top 10, Pérez Mendoza no consiguió ningún podio por primera vez desde 2013, pero eso sí, selló su mejor resultado en la CDMX al finalizar séptimo entre los aplausos del público fiel al piloto de casa.

2018

La bonanza terminó. Checo sufrió los estragos de una escudería golpeada financieramente al grado de tener que desembolsar de su dinero para poder solventar los gastos del equipo. El tapatío conquistó un tercer lugar en Bakú, pero la inestabilidad del equipo que terminó por ser vendido a Lawrence Stroll, terminó por sepultar su temporada.

2019

La transición de Force India a Racing Point se dio en 2018, pero 2019 fue el primer año completo con los nuevos dueños. Eso provocó una curva de adaptación que costó cara a Pérez, que volvió a quedarse sin podios y con la escuálida cosecha de 52 unidades.