Pedalear ha sido parte de la vida diaria de Luis Alberto Banda, mejor conocido como “El Pollo”. El originario de una de las colonias más populares de la capital tamaulipeca, “La Moderna”, ha sabido abrirse camino en todas las rutas del ciclismo nacional, hasta codearse con los más grandes del ciclismo de montaña en la carrera más alta del país, en la cima del volcán Popocatépetl.

Casado y con dos hijos, el originario de Ciudad Victoria día a día toma su casco, sus coderas y su amada bicicleta, y entra a las calles de Victoria, primero como medio de transporte, y después para cambiar el chip y volverse el corredor de carreras profesional que ya es.

El venir de una familia humilde lo llevo a conocer al amor de su vida desde muy pequeño, su bicicleta, esa que nunca más se separó de él.

“Desde los 6 años andaba en la bici, no me gustaba andar en otra cosa que no fuera la bicicleta, siempre me gusto andar en bici, además de que era mi medio de transporte, no tenía otra cosa más que andar en bici”, relata para Extremo Deportivo.

Y es que de esta manera se lanzó a la “selva” del concreto victorense, para lidiar contra automóviles, camionetas y camiones, aunque reconoció era mucho más fácil transitar, ya que considera que falta cultura vial sobre los ciclistas.

“Antes era menos flujo vehicular y la gente te respetaba más, ahorita como profesional o amateur es difícil andar en bici”, agregó, “ahorita como ya hay muchos vehículos la cultura vial es nula en la ciudad”.

Inicio su carrera a los 18 años, tarde para un profesional, pero su ascenso fue rápido, llevándolo a participar en carreras amateurs y entrando a la competencia de alto rendimiento en la máxima categoría nacional, la categoría Elite, tan solo un año después de hacer su primera competencia.

“Mi primer carrera fue en Hermosillo, Sonora, un poco difícil porque en un año pase de ser amateur a entrar en la categoría estelar, la elite, pero poco a poco con las carreras fuimos agarrando ritmo”, recordó.

Aunque esto no fue un impedimento para el victorense, quien se desesperaba con los otros competidores por llevar un mejor ritmo, poco a poco se adaptó al nivel de las carreras profesionales, hasta obtener un quinto lugar nacional y muchos campeonatos regionales.

La “Popobike”

Su nombre se volvió común en las carreras nacionales, siempre acompañado de su entrenador  Raúl Flores; “El Pollo” siempre obteniendo campeonatos regionales y nacionales.

En el 2006 llego su mejor resultado, en la única carrera internacional que ha participado, la carrera más alta de nuestro país la “Popo Bike”, la cual reúne a los mejores ciclistas del orbe y que en esa edición compitieron campeones del mundo y olímpicos como Jose Antonio Hermida, Julián Absalón, Ralph Naef y Marsio Deo.

La competencia fue extrema para el tamaulipeco en el recorrido de 56 kilómetros que eleva a los ciclistas a más de 3200 metros de altura, que inicia y termina en Metepec en el estado de Puebla, en donde consiguió terminar en el noveno puesto.

“En la Popobike 2006 logre el noveno lugar, fui el mejor tercer mexicano, compitiendo contra campeones olímpicos y mundiales, fue el mejor resultado que he tenido (profesionalmente)”.

La “Vuelta a  Tamaulipas”, todo un reto

Hace algunos años, Luis, ingreso a las filas de Bicycle Victoria, en donde combina a la perfección su amor por los pedales, trabajando como mecánico y participando en el equipo que lleva el mismo nombre.

Ahora ha entrado a un nuevo reto, que es el ciclismo de ruta, el cual es fácil de digerir para los ciclistas de montaña, según platica, y en este 2013 será la primera ocasión que ingresen como equipo a participar en la “Vuelta a Tamaulipas”.

“Ya tenemos el equipo listo, será un gran reto, estamos afinando detalles y pues a sacar la casta por Tamaulipas”.

La “Vuelta a Tamaulipas 2013” se espera inicie la primer semana de noviembre, y marcará el ingreso como profesional del “Pollo” Banda al ciclismo de ruta, por lo que este campeón de la colonia Moderna y su bicicleta, seguirán escribiendo historia para el ciclismo de Victoria y  Tamaulipas.

Galería