Por: Osmar De Los Santos

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- ‘’No lo hagas, te verás como hombre‘’, ‘’las mujeres con músculo no son atractivas’’, ¿porqué no te gusta el baile?, ¿o la gimnasia?, fueron las palabras que escuchaba Alynn Miranda a sus 11 años cuando comenzaba en el mundo de la halterofilia.

Con cinco años en esta disciplina, Alynn Nahommy Jiménez Miranda ha cargado con el peso de representar a Tamaulipas en diferentes competencias nacionales y también con el peso del “machismo” que se vive en la actualidad.

Siendo una persona dedicada, alumna destacada y con la seguridad de alcanzar sus objetivos, Jiménez Miranda ha dejado esas palabras de odio para representar al estado como deportista, por lo que nos platica para Extremo Deportivo, sus inicios, logros y los momentos sufridos con el machismo.

-¿Cómo iniciaste en el deporte?-

“Tenía 11 años y jugaba baloncesto, nos llevaban al gimnasio del Polideportivo en Victoria a hacer acondicionamiento físico, y fue ahí donde el coach del gimnasio nos ponía con algunas compañeras a hacer sentadillas y técnica de halterofilia. El deporte me enamoró a la primera, pero a la vez me daba muchísimo miedo ya que era un deporte individual, sin embargo, después de mucha práctica decidí quedarme con la halterofilia y dedicarle el 100 por ciento”.

-¿Qué te decía cuando querías instruirte en este deporte?-

“Me dijeron que los deportes “rudos” solo podrían hacerlo los hombres, que por qué no me gustaba el baile, o la gimnasia… qué tal si intentas con el ballet. ¡No lo hagas!… te verás como hombre, diciéndome que me advirtieron de que si empezaba a cargar pesas mi cuerpo no sería como “el de una mujer” y que no me estuviera quejando después’’.

Relata que ella empezó a subir videos a sus redes sociales y había un chico en especial que le hacía mensajes machistas e hirientes por la práctica de la halterofilia.

‘’Cuando empezaba a subir vídeos hubo un chico del que siempre me acuerdo que me puso que no hiciera pesas porque estaba en pleno desarrollo, que me iba a quedar chaparra, que se me iba a hacer una espaldota, que las mujeres con músculos no son atractivas y así… los típicos tabúes con mujeres en los deportes de fuerza’’.

Además, contó que la familia no la apoyó totalmente, “tampoco recibí el apoyo de mi familia, ya que en esos momentos tenían la misma mentalidad”.

-¿Cómo has tomado esos comentarios para seguir adelante?-

“Al principio si me agobiaba muchísimo, pero hoy en día solo me dan risa, pensar que aún existen personas que creen qué solo los varones pueden practicar deportes “rudos” o que a las mujeres nos preocupa cómo nos perciban ellos y que dejaremos de hacer algo que nos llena solo por complacer a terceras personas’’.

Apunta que nunca ha sido discriminada dentro de esta disciplina, “dentro del deporte no, no he sentido una discriminación, pero por medio de personas externas sí”.

-¿Qué logros has obtenido?-

‘’Orgullosamente he podido representar a Tamaulipas en 4 Macroregionales, una Olimpiada Nacional y tres Torneos Nacionales del Pavo’’.

Contó que siempre ha participado en la categoría de 55kg y que gracias al apoyo del INDE en sus presentaciones ha podido pisar otro estado, representando orgullosamente sus raíces.

“He participado en San Luis Potosí en el Torneo Nacional del Pavo (2016-2019); Nuevo León y Jalisco (2016-2020) y mi primera Olimpíada Nacional en Chetumal, Quintana Roo (2019), siempre en la categoría de 55kg, agradecida con el licenciado Carlos Fernández Altamirano por su apoyo.

-¿Cómo te preparas antes de una competencia?-

“Bajando de peso para llegar al que se me pide antes de competir y bajando en gran parte la intensidad de mis entrenamientos para no lastimarme, con la excepción de los días de chequeo de marca”.

Jiménez Miranda actualmente sigue preparándose desde casa, por motivos de la contingencia sanitaria que se vive a nivel mundial, siguiendo rutinas con un equipo básico y con pocos discos, pero con las ganas de poder seguir representando a Tamaulipas.