Sergio Ramos, transformando con autoridad un penalti sancionado a instancias del VAR por pisotón de Dani García a Marcelo, permitió al Real Madrid derrotar al Athletic Club en San Mamés (0-1) y acerca al título liguero al conjunto blanco.

La derrota frena al Athletic en su intento de asaltar unas posiciones europeas en las que durmió tras ganar el miércoles al Valencia en Mestalla, pero que le siguen quedando a dos puntos antes de que la Real Sociedad, séptima, visite este lunes al Levante.

Un centro de Yuri y otro que Raúl no pudo acabar de controlar no impidieron que siguiese el dominio blanco hasta que llegó el primer gol, a instancias del VAR. Un penalti por pisotón de Dani García a Marcelo, muy protestado por el Athletic, que transformó Sergio Ramos.

Una jugada muy parecida en el otro área, con pisotón de Sergio Ramos a Raúl García, no fue sancionada y el choque ya se escoró definitivamente hacia Courtois.