Tras ser sometido a una operación de cráneo luego del fuerte golpe que sufrió en un choque con David Luiz, Raúl Jiménez volvió al Compton Park, sede de entrenamiento de los Wolves, para visitar a sus compañeros de equipo.

El delantero mexicano estuvo acompañado por el médico del club y fue recibido con abrazos y sonrisas. Además de los mensajes de apoyo que tuvo de los demás futbolistas, cuerpo técnico y staff.

Hasta el momento, no se sabe cuándo podría ser el regreso del jugador a las canchas. Mientras tanto, se recupera en casa con su familia para después pasar a la fase de rehabilitación y demás estudios para determinar si hay o no secuelas.