Dodgers estaba a un out de poner contra la pared a Rays en la Serie Mundial, Los Ángeles se iban a colocar a un triunfo de ganar el Clásico de Otoño, pero no fue así. El manager de los californianos, Dave Roberts, decidió darle otra vez la confianza al cerrado Kenley Jansen, a pesar de que no había tenido buenas salidas y que eso casi le cuesta ante los Astros el quedar fuera. Aún así, con la pizarra a favor 7-6, Dave decidió enviarlo a la loma y estuvo a un out de conseguir el trabajo, pero Brett Phillips pegó imparable para que Kevin Kiermaier anotara el empate y por errores defensivos del jardinero y catcher, Randy Arozarena anotó la carrera del triunfo.

Mientras que en el dugout de Dodgers, la reacción de Roberts fue captada por las cámaras, no pudo evitar que el coraje le brotara, no podía creer lo que estaba ocurriendo

Dave después de sus aspavientos terminó observando cómo los peloteros de Tampa Bay festejaban como locos el haber empatado la serie 2-2.