¡Se queda! Así como Piqué lo dijo una vez, pero en esta ocasión parece ser real. Neymar está feliz en Francia y ya se habla de una renovación el París Saint Germain. Medios europeos publican este domingo que luego de un inicio tormentoso en su relación con la directiva de PSG, las críticas en su contra y problemas extracancha, desde la campaña pasada a Ney se le vio sonriente, agusto y eso habría llevado a que a través de sus agentes de luz verde para hablar de un nuevo contrato.

El brasileño tiene vínculo con París hasta el 2022, por lo que será en el 2021 cuando Nasser Al Khelaifi y su cúpula, se sienten a ofrecerle un nuevo y mejorado contrato al astro, valuado en 128 millones de euros. En el pasado, uno de los puntos por los cuales Neymar no estaba contento en el PSG era la falta de un proyecto para buscar ganar la Champions, sin embargo el ciclo anterior le llevaron jugadores de renombre, el vestidor se unió y se quedaron a un gol de levantar la orejona ante el Bayern Munich. Ahora, a pesar de las lesiones, París sigue luciendo sólido, la Liga local es poco competitiva y ponen todas sus cartas en Europa.