La oficina de la MLB suspendió el miércoles ocho juegos a Joe Kelly, pitcher de los Dodgers de Los Angeles, quien la víspera lanzó una recta que le pasó rozando la cabeza a Alex Bregman, de Houston, y desafió con una serie de burlas a Carlos Correa, otro pelotero de los Astros.

Las bancas se vaciaron después de que Kelly ponchó a Correa para poner fin al sexto inning del juego que los Dodgers ganaron por 5-2 en el Minute Maid Park. El juego marcó la primera vez que ambos equipos chocaron desde que se reveló que los Astros robaron señales de los rivales en 2017, cuando vencieron a Los Angeles en la Serie Mundial.

Dave Roberts, manager de los Dodgers, fue suspendido un juego, mientras que su colega de los Astros, Dusty Baker, tendrá que pagar una multa no precisada.

Kelly optó por apelar la sanción y podrá seguir jugando mientras se completa ese procedimiento. Roberts decidió purgar la suspensión el miércoles por la noche, cuando los Dodgers juegen nuevamente en Houston. Además, el pitcher ironizó sobre el asunto en redes sociales.