Manchester United madrugó al City en el derby inglés, luego de que a los escasos 40 segundos se marcó una pena máxima y para el 2′ de acción, ya ganaban los Red Devils.

Todo sucedió cuando Gabriel Jesús cometió falta sobre Anthony Martial en linderos del área grande, por lo que se marcó el castigo.

Bruno Fernandes fue el encargado de cobrar, ha convertido 18 de 19 penales con su equipo.

Concretó cuando apenas se iba a cumplir el minuto dos, para así llegar a 16 goles en la temporada, además de sus 11 asistencias.

Con ese gol, el cuadro visitante está cortando una racha de 270 minutos sin anotar.