Philippe Coutinho, volante ofensivo del Barcelona, se retiró cojeando en el tiempo de compensación del partido contra el Eibar este martes y se confirmó el peor de los pronósticos, ya que sufre una lesión en el menisco externo de la rodilla izquierda y tendrá que pasar por el quirófano. “Las pruebas realizadas han mostrado que el jugador del primer equipo Philippe Coutinho tiene una lesión en el menisco externo de la rodilla izquierda.

El tratamiento de la lesión requerirá una intervención artroscópica que se llevará a cabo en los próximos días”, indica el comunicado del Barça.

En el empate en el Camp Nou ante el Eibar en la 16ª fecha de la Liga española, Coutinho saltó al terreno de juego en el minuto 66, pero no pudo terminar el partido y dejó a su equipo con un jugador menos en el minuto 90+2.

Coutinho ya había causado baja durante un mes desde finales de octubre a finales de noviembre por una lesión en el bíceps femoral del muslo izquierdo. El Barça no precisó la fecha exacta de su operación, pero la duración de la baja del antiguo jugador del Liverpool podría conocerse después de su artroscopia.

El internacional brasileño (28 años, 62 partidos internacionales), llegado al Barcelona el pasado verano boreal luego de una cesión de un año en el Bayern de Múnich, disputó 14 partidos esta temporada entre todas las competiciones, y suma tres goles y dos pases de gol. Esta lesión supone un nuevo contratiempo para Koeman y el club catalán, sumido en una crisis deportiva e institucional.