Pablo de Blasis, jugador del Eibar, decidió hacer un acto de bondad antes de dejar al equipo español una vez que termine LaLiga.

El mediocampista decidió donar sus últimas tres semanas de sueldo a personal de lavandería y cocina del club, quienes son los más afectados por la pandemia de coronavirus.

De Blasis había terminado contrato el pasado 30 de junio, pero decidió apoyar al Eibar a concluir la temporada, por lo que extendió su vínculo tres semanas más.

El argentino 32 años dejará Europa para ponerse a las órdenes de Diego Armando Maradona en Gimnasia y Esgrima.