Ronald Koeman, entrenador del Barcelona, volvió a cargar contra el VAR, ya que no entiende por qué no entró a “corregir” la decisión del árbitro en el duelo de Copa del Rey contra el Sevilla en la acción del posible penalti sobre Jordi Alba, que el DT ve “claro” que la falta pitada fue dentro del área sevillista.

“Como dije, es penalti. Y hay una imagen del árbitro que dice es falta, pero fuera. Y es verdad que hay falta, pero dentro. Y no entiendo por qué el VAR no entra, porque la falta era dentro y el árbitro pitó la falta.

El VAR tenía que corregir y decir que era dentro”, manifestó en rueda de prensa. Koeman cree que no era una jugada “tan complicada” de pitar. “Pero nada más. Es penalti, pueden equivocarse, no hay problema, pero hay que poner la cara delante”, expresó el técnico, que ya fue expedientado por unas críticas previas al video-arbitraje.

Además, su jugador Gerard Piqué, lesionado, podría ser sancionado por comentar en una charla en los medios que el 85 por ciento de los árbitros eran aficionados del Real Madrid y que pitaban, aunque fuera inconscientemente, a su favor. “Es mi problema porque le sancionan con partidos, pero no voy a entrar. Piqué es responsable y tiene experiencia para decir lo que quiere.

Pero hay que ir con cuidado porque con pocas cosas, te hacen un problema. Hay que intentar criticar pero con respeto y palabras que no te puedan hacer nada”, se sinceró Koeman, siguiendo su cruzada arbitral.

Por otro lado, preguntado por la no llegada del central Èric García, lo aceptó pero aprovechó para recordar que necesita defensas. “Dije a candidatos y club que lo necesitábamos, pero respeto su decisión. No ha podido ser, y seguimos con lo que tenemos. Pero hay que decirlo, con las bajas que hemos tenido nos falta gente atrás, tenemos mala suerte con las lesiones y, entonces, nos falta contundencia defensiva”, lamentó.