Los Buffalo Bills son la gran revelación de la NFL, el sábado lograron su segunda victoria en esta Postemporada tras una sequía de 25 años y están en la antesala del Super Bowl, pero son sus aficionados los que dieron la mayor muestra de clase y grandeza tras vencer a los Baltimore Ravens de Lamar Jackson, el quarterback estrella que salió conmocionado.

En el tercer cuarto, Lamar golpeó su cabeza contra el césped y quedó tendido dentro de las diagonales; fue llevado a los vestidores y no regresó por la conmoción, en lo que fue el acabose para las opciones de los Ravens en los Playoffs, pero la fanaticada de Buffalo se encargó de “ayudarle”.

Este domingo se reportaron múltiples donativos económicos de seguidores de los Bills a la Fundación Blessings in a Backpack, que en anteriores ocasiones ha sido apoyada por Jackson y que tiene como finalidad alimentar a estudiantes de escasos recursos de la comunidad de Louisville, Kentucky, en donde el mariscal de campo estudió la universidad.

El día que la afición de los Bills donó 415 mil dólares a Andy Dalton

Lo más plausible es que no es la primera vez que la Bills Mafia (como se denomina a la afición del equipo) tiene este tipo de acciones positivas, recordando que en el 2018 donaron 415 mil dólares a la Fundación Andy Dalton, quien entonces era quarterback de los Cincinnati Bengals y con un pase de anotación suyo contra -precisamente- los Ravens, le dio a los Bills el último boleto a la Postemporada de ese año.