Los partidos vs los New England Patriots no solo significaban un juego más para Peyton Manning; la previa al enfrentamiento lo ponía ‘mal’; la paranoia por posibles espías en sus entrenamientos lo llevó a tomar a su equipo y llevarlo a entrenar al medio del bosque.

Su excompañero en Broncos Denver Orlando Franklin, recordó durante una entrevista con Steve Atwater, cuando el quarterback preparó el partido de una manera un tanto peculiar.

 

AP
“Era muy riguroso, paranoico. Todo lo que hacíamos era en secreto, no quería que nadie viera ninguna jugada en los entrenamientos”, recordó el liniero ofensivo.

“Salimos en los autobuses y nos detuvimos en el bosque. Después bajamos y caminamos por algunos metros hasta que llegamos medio del lugar y fue ahí donde comenzamos a hacer el plan de jugadas”.