Le pagan millones por atrapar el ovoide ¡y dejó caer el más importante de su carrera! El gran fail de los Playoffs de la NFL se vivió este domingo en el juego de Bears vs. Saints, en el que el receptor abierto de Chicago, Javon Wims, hizo el ridículo porque el balón se le fue entre las manos.

En los instantes finales del primer cuarto y abajo en el marcador 7-0, los Bears mandaron una jugada de engaño que les salió a la perfección. Mitch Trubisky vio solo en las diagonales a Wims y le puso uno de los mejores pases de su cuestionada carrera, pero el #83 increíblemente no supo cerrar las manos.

Inmediatamente después, el receptor pidió salir del emparrillado  y su equipo fue detenido en esa serie ofensiva. Un error imperdonable cuando enfrentas a uno de los mejores mariscales de la historia como es Drew Brees.

Javon Wims y su pelea a puñetazos

El mismo Javon Wims que hizo el ridículo este domingo es quien en la Semana 8 de la temporada regular surtió con puñetazos precisamente a un jugador de los Saints