Unos de los secretos de Adama Traoré, compañero del mexicano Raúl Jiménez en el Wolverhampton, ha sido revelado por él mismo. Y es que el español detalló por qué es que utiliza aceite de bebé en sus partidos. Cabe mencionar que el futbolista es reconocido en el futbol europeo por su gran forma física, así como por su velocidad en la cancha, por lo que ha recurrido al aceite para eludir a sus rivales. “El cuerpo técnico tuvo una idea muy inteligente porque sabían que estaba teniendo problemas con mi hombro.

Los oponentes me agarraban del brazo para que no me moviera, tiraban de mi hombro. Si pones el aceite, es imposible que me agarren, especialmente si yo también me muevo. “Al principio fue muy divertido porque muchos jugadores me agarraban del brazo y no podían atraparme. Se preguntaban ‘¿qué pasa?’ y seguí diciendo que no sabía nada. Todo el mundo lo sabe ahora, pero no importa. Es importante para mí porque los jugadores tienen que usar otra táctica. Ahora que tengo el aceite en el brazo, puedo escaparme”, indicó en entrevista con Daily Mail.