El paso de Eden Hazard en el Real Madrid ha sido todo un calvario para el futbolista debido a sus constantes lesiones, ante ello el belga hoy tiene claro que no volverá a precipitar su regreso a las canchas para evitar una nueva recaída.

Y es que desde que fichó con los Merengues en junio de 2019, el futbolista ha sufrido once lesiones, la última fue el pasado 15 de marzo con una rotura muscular en el psoas de la pierna derecha. Como resultados de las constantes lesiones, el belga solo ha podido jugar 36 duelos, sumando cuatro goles y siete asistencias, cifras muy pobres ante las expectativas que se tenían de él, máxime que se pagaron 100 millones de euros por sus servicios.

Las lesiones del futbolista han llevado a un estira y afloja entre el Real Madrid y Selección de Bélgica, ya que los primeros al tener el primer indicio de que Hazard podía jugar lo mandaban a la cancha, mientras que los segundos han apelado a que sea sometido a una operación, pero no han sido escuchados.

Incluso, el hermano de Hazard, Thorgan, quien también es seleccionado en Bélgica, en la reciente fecha FIFA que pasó se pronunció al respecto: “Que esté o no esté con nosotros no es lo mismo. Que se concentre en su rehabilitación, que no se precipite. Y que no le dejen volver hasta que se encuentre al 100%”.