El Chucky Lozano sigue marcando diferencia con el Napoli, cuando no es con goles, es con jugadas que influyen en el marcador. Esta mañana en el duelo ante el Udinese fue el factor que provocó el primer gol ya que le cometieron un penalti a los 12 minutos de juego.

Todo surgió de un balón que el delantero controló afuera del área y lanzó la pelota para desbordar en diagonal, pero cuando quiso avanzar para controlar el esférico, el defensa Kevin Bonifazi lo derribó con una carga.

El árbitro Fabrizio Pasqua dudó y en un inicio no había querido marcar el penal, pero los árbitros del VAR le pidieron que revisara la jugada. Tras ver las imágenes, tomó la decisión de marcar la falta en el área, la cual fue cobrada por Lorenzo Insigne para el 0-1 momentáneo.

El mismo Chucky Lozano tuvo el 2-0 a los 24 minutos, pero su remate fue atajado por el arquero Musso que salvó a su equipo. Hasta el primer tiempo, ambos equipos empataban 1-1 en el Estadio Friuli.